Si ya había cambiado nuestra manera de trabajar, relacionarnos, usar nuestro tiempo de ocio o compartir con los demás, la crisis derivada de la Covid-19 ha acelerado estos procesos y nuestras maneras de funcionar mucho más aún. Ya sabemos cómo se ha forzado nuestra situación hacia más compras online, estudios o trabajo a distancia, por ejemplo; y cómo se han producido situaciones de frustraciónpor no tener, en algunos casos, las competencias digitales necesarias para desarrollar tareas con plenitud. Dejando un…